Arenoterapia

 

El baño de arena es un antiguo tratamiento bereber y terapia que se practica sobretodo para curar enfermedades que afectan a las articulaciones, y al igual que una sauna, facilita la eliminación de toxinas y es un excelente exfoliante.  El mejor periodo del año para realizar estos baños es durante los meses más calurosos, julio y agosto.

 

Antes de tomar un baño de arena como forma de tratamiento, es recomendable pedir consejo médico. Aquellos que sufren de hipertensión arterial u otras enfermedades cardíacas deben abstenerse de realizar el tratamiento debido al intenso calor al que te sometes.